[HERENCIA]

DestinOrigen

 

La tierra es la depositaria de nuestra memoria orgánica, el lugar donde el tiempo fosiliza nuestra materia. Además de ser el origen y destino de todo lo existente en nuestro planeta, también su utilización ha sido un médium para modelar y construir.

Cuando murió mi padre, me hice cargo de vaciar su vida. Personaje singular y viajero empedernido, acumuló una vida de objetos de todos los rincones del planeta. Cuando lo incineramos, solo quedaron de él un par de kilos de polvo.

 

“Porque de polvo eres y en polvo te convertirás”.

 

Fue entonces cuando decidí iniciar mi trabajo con este médium y hacer un  tributOfrenda a los ciclos de la vida. La experiencia ha sido reveladora y mística. Me he adentrado en el mundo de la alquimia, persiguiendo una leyenda que habla sobre “la fórmula de la roca líquida”: la combinación perfecta de ingredientes, (arcillas, cal y arenas) para fabricar rocas.

También, me he adentrado en el mundo de la construcción ancestral con una técnica constructiva llamada Tapia, cuyo mayor ejemplo se encuentra en La Muralla de China. Esta técnica consiste en mezclar arcillas estabilizadas con áridos y cal, y verterlas dentro de moldes donde, posteriormente, son comprimidas con un pisón. Ya una vez seca la mezcla, se retiran los moldes y queda el muro macizo.

Navegar así entre lo ancestral y lo alquímico, en la memoria sedimentaria de nuestra era, de la mano de las propiedades infinitas de la tierra, me permiten confrontar al espectador con su propia escala natural y  su propia finitud.